Recuerdos del Futuro

Estamos en el año 2254, me llamo DaniLop 04 (este último número da cuenta del número de regeneraciones totales de mi sustrato biológico y se lo usa como control estadístico para certificar las bondades de los reemplazos y promover los cambios necesarios) y soy la PP (personalidad persistente) de lo que antes se conocía como Daniel López.

Es un lunes bastante agradable para lo que suele ser un atardecer marciano y estos días estoy cumpliendo una pasantía en Marte aprovechando para comprobar de primera mano una de mis hipótesis acerca del incremento de la velocidad de la reconstrucción de la atmósfera marciana por el uso de las nuevas tecnologías de terraformación.

Ahora estoy esperando el envío, desde el Centro de Reemplazos Vitales, del archivo para que se implante en mi cuerpo una de las nuevas Memorias Fotónicas que son más rápidas y tienen más capacidad que las ya vetustas e impredecibles Memorias Quánticas que ya tienen como ochenta años de antigüedad.

Con las Memorias Q, todo era un poco impredecible, funcionaban bien, pero a veces tenían comportamientos extraños, por ejemplo traían a la conciencia un momento o hecho cualquiera con un detallismo pasmoso, todos los aspectos vividos se volvían presente en todos sus detalles.

Sin ir más lejos, hoy veía una noticia acerca de una conferencia que va a dar CarLav 02 (como se puede ver, Char tenía razón en eso de cuidarse en la alimentación) en el Foro de Comunidades Transhumanistas Descentralizadas, cuyo título es toda una declaración de principios muy propia de Carlos: “¡Es la Cultura, Estúpido!”.

Estaba viendo esa noticia y repentinamente mi Memoria Q me trajo una nota que había escrito en el viejo Foro del Club I+ el 26/09/2016, como la recuerdo hasta el más mínimo detalle, les cito la parte central de la misma:

————————————————————–
Amigos: En la última reunión del Club, se habló de que en el futuro podríamos reconfigurar todo nuestro cuerpo biológico y nuestros hábitos, en pos de asegurarnos la persistencia de nuestra vida tanto en los aspectos físicos como psíquicos.

Ya en mi casa, recordé (Wikipedia salió en mi auxilio) la llamada “Paradoja de Teseo”, en ella, según una leyenda griega recogida por Plutarco, el barco en el cual volvieron desde Creta, Teseo y los jóvenes de Atenas tenía treinta remos, y los atenienses lo conservaban desde la época de Demetrio de Falero, ya que retiraban las tablas estropeadas y las reemplazaban por unas nuevas y más resistentes, de modo que este barco se había convertido en un ejemplo entre los filósofos sobre la identidad de las cosas que crecen; un grupo defendía que el barco continuaba siendo el mismo, mientras el otro aseguraba que no lo era.

Esto se puede traducir en la siguiente pregunta: ¿estaríamos en presencia del mismo barco si se hubieran reemplazado cada una de las partes del barco una a una? Existe además una pregunta adicional: si las partes reemplazadas se almacenasen, y luego se usasen para reconstruir el barco ¿cual de ellos, si lo es alguno, sería el barco original de Teseo?

Siguiendo el sistema filosófico propuesto Aristóteles y sus seguidores, hay cuatro causas o razones que describen una cosa:
1) La Causa Formal: es el diseño de una cosa.
2) La Causa Material es la materia de la que está hecha la cosa.
3) La Causa Final, la cual es el propósito previsto de una cosa.
4) La Causa Eficiente es cómo y por quién está hecha una cosa.

Eso mi hizo pensar en que si vamos cambiando las partes de nuestro cuerpo, en algún momento tendremos un cambio en nuestra psiquis, en nuestras maneras de ser, entre el Daniel de la década del ochenta y el Daniel del futuro podríamos decir:

La Causa Formal se mantiene
La Causa Material ha cambiado
La Causa Final, supongo que se mantiene y tiene como fin principal la persistencia
La Causa Eficiente, entiendo que cambian el método y el productor de los nuevos elementos de mi cuerpo y mente.

Me parece que las Causas impares son las más importantes, razón por la cual supongo que hay continuidad entre ambos “Danieles”, pero esto me da pié para pensar en que si se altera la Causa Formal y la Causa Final, estaríamos en presencia de un cambio profundo.

Por todo lo dicho, postulo que si no hay un vínculo persistente entre los diferentes “Danieles”, un hilo primordial que conduzca y ligue los distintos estadíos de personalidad, en algún momento se producirá un salto en la continuidad y entre un “Daniel” y el siguiente habrá una ruptura, al principio imperceptible pero con el correr del tiempo asumirá una distancia irreconocible.

Dicho esto, me pregunto ¿qué sería esa parte innegociable e inmodificable de mí ser? Obviamente no es una parte física, así que supongo que es algo asimilable a la propia conciencia, a la idea que nos sustenta como una unidad que atraviesa el tiempo y el espacio.

Ahora bien, creo que nuestra actividad psíquica depende de un soporte físico, entonces: ¿podríamos alegremente sumergirnos en un proceso de recambio de nuestro cuerpo? ¿Este recambio no traerá alguna modificación de nuestra conciencia?

Amigos, hasta aquí llegué y no tengo una respuesta que me satisfaga de manera cabal, capaz que el paso del tiempo pueda aportarme algún nivel de certeza que hoy por hoy se me escapa. El futuro dirá.
————————————————————–

Justo en este preciso instante terminó la transferencia de memoria hacia mi nueva Memoria Fotónica, tengo la sensación de poder invocar cualquier recuerdo al instante, ¡Qué Maravilla!

Por las dudas hago la verificación de control estipulada por el Centro de Reemplazos, el proceso comprende traer a mi memoria el primer recuerdo que tengo y después invocar lo último que estuve pensando….

Como siempre que hice estos cambios traje el recuerdo de circuitos de memoria, lo primero que salta a mi memoria, en forma algo borrosa, es un día, debía tener entre cuatro y cinco años, en que mi Mamá me llevó a la Plaza en el viejo barrio de Villa Luro y de golpe me veo invadido por una inmensa felicidad por subirme y jugar con las hamacas….

Sobre el último recuerdo, busco en mi memoria y solo me queda la idea de algo relacionado con “La Paradoja de Teseo” y su vinculación con algunas de las ideas que sostenía Aristóteles sobre las primeras causas… pero no debe haber sido algo interesante… debió ser algún pensamiento fugaz y poco importante… Autor: Daniel López
Fuente: rro

Daniel Lopez
No Comments

Post a Comment