Jugando a romper profecías

Por Laura Marajofsky
Riorevuelto.org

“Jugando a romper profecías”, Laura Marajofsky, prolongación de la vida, centenarios, baby boomers, recambio generacional, “la opción de la descendencia como facilitador de propósitos”, “reconnotar la inevitabilidad de la muerte“, Leon Kass, “diseños humanos inspirados en la expansión y la conquista de nuevos territorios”, “nuevos diseños humanos”, “el negocio de la melancolía”, “vivir hasta los 100 años”, población envejecida, legado generacional, guerra entre generaciones, guerra entre padres e hijos, padres vs. hijos, jóvenes vs. viejos, anacronismo del matrimonio, matrimonio obsoleto, “crítica a los pilares de la vida moderna”, “todo tiempo pasado fue mejor”, Playing the game of smashing prophecies, life prolongation, centegenarians, “offspring as an enabler of purposes”, “human designs inspired in the expansion and conquest of new territorios”, “melancholy business”, “living 100 years”, aged population, aging population, generational legacy, generational fight, parents vs children, youngsters vs.baby boomers, youngsters vs. boomers, anachronism of marriage, obsolete marriage, “critique to the modern life milestones”, The Coming Death Shortage Charles C. Mann The Atlantic, Ready for Life’s Encore Performances Sarah Kershaw The New York Times, How to... retire Jon Bentham The Guardian, The Age War is here and the young are losing it to the old Andrew Rawnsley The Guardian, The Pinch: How the Baby Boomers Took their Children's Future and Why They Should Give it Back David Willetts Newstatesman, Going Dutch Russell Shorto The New York Times, I live in a van down by Duke University Ken Ilgunas Salon.com, Rethinking rent Rebecca Tuhus Dubrow Boston Globe.

13 de Abril de 2010. Riorevuelto.org. 
Comentarios

Recuerdo una frase que me decía mi abuela, que algunos de los compañeros de Río Revuelto han conocido, cuando le preguntaba acerca de si sentía afortunado el hecho de haber llegado a ser tan longeva “lo triste de esto es que todos los amigos se van, lo bueno de todo esto es que uds. Crecen y también se van”.
La vejez en México es sinónimo de mendicidad, discriminación y vulnerabilidad… no hay acceso a sistemas de salud, educación, ni asistencia en la pura realidad. Las pensiones pretendían ser en el mundo, la garantía social de los trabajadores para una vejez digna, porque las administraciones por parte de los Estados Benefactores no rendían utilidades, las de las Administradoras tampoco en el medio de las crisis económicas que se han estado dando en el mundo… está todo dentro de una misma rueda, si no se busca una alternativa diferente a la ya concebida. La vejez seguirá siendo un sinónimo de vulnerabilidad. Los sistemas no son malos, sino la forma en que están manejados son las equivocadas, nuestros fondos de pensión invierten en réditos de empresas que repatrían sus beneficios para cubrir las pérdidas de sus países de origen, empresas a las que les importa muy poco que ese sea el dinero que usen nuestros ancianos para comer… los que pensaron que la solución iba por ahí, se equivocaron. Los sistemas de pensiones han envejecido con nosotros…
Los viejos tienen una capacidad, la de contemplar la vida con calma y coherencia.. Si uno ha tenido éxito en la vida, habrá desarrollado la integridad del ego, se habrá vencido la desesperación y continuaremos con la esperanza de seguir viviendo a pesar de saber que estamos más cerca en posibilidades de morir. Por ende, la posibilidad de que esta sociedad se sumerja ante fenómenos producidos por la tercera edad es cada vez más inminente, eso es bueno, si tenemos en cuenta que quienes los produzcan no ven la vida como algo por cambiar y volver a vivir sino como una integración coherente de lo que ya han vivido, no sería un buen punto el trabajar con ellos y no verlos como algo “ajeno” a nosotros…
Aceptar lo vivido, sin arrepentimientos importantes sobre lo que pudo haber sido diferente, implica aceptar a los padres como las personas que hicieron lo mejor que podía y por tanto merecen amor, aunque no fueran perfectos, aceptar a los amigos como son, a las parejas como lo que pueden dar y la propia muerte como el fin inevitable de la vida. Veo a mi madre, y me digo que la vejez es la época para preocuparme por mí misma sin que eso sea considerado egoísta o como un pecado por parte de la sociedad (que nos machaca que nos tenemos que ocupar de nuestros hijos, de nuestra profesión, oficio o trabajo).
Hay un punto dentro del artículo que se me hace interesante, el de la motivación, que es el punto que hace que algo largo no sea necesariamente molesto, si mi motivación es mi casa, mis hijos, mi pareja, mi exterior, habrá inevitablemente un momento en donde las cosas puedan llegar a carecer de sentido alguno, independientemente de lo larga o corta que sea la vida… la motivación es algo móvil, algo interior, la posibilidad de que algo que uno haga lo haga feliz, independientemente de para quien lo haga, cómo lo vaya haciendo o cuáles sean mis capacidades físicas para hacerlo… y cuándo lo hagamos… en ese sentido podemos generar cosas dentro de nuestra vejez, tan útiles y necesarias como las que generamos en nuestra “edad productiva”… y que nos generen una mejor calidad y no cantidad de vida que es para mí lo importante… (no es fácil!)
 
marisa, la negra, 14/04/2010 19:20
Registrado: 13/08/2006
Comentarios: 5
 
Hola gente!

Bueno, Negra, me parece interesante lo que decís pero debo disentir en varios puntos.

Para empezar, me parece que el sistema de pensiones no es "malo" porque la gente que lo administra lo hace mal. Probablemente haya algo de eso, pero lo principal que hace insostenible dicho sistema es la inexorable inversión de la pirámide poblacional. Menos jóvenes, más viejos, por ende menos plata ingresa al ruedo para mantener a más personas. Exactamente lo que ocurre hoy en día en Europa.

Por otra parte, y saliendo un poco de la cuestión técnica del colapso del sistema de pensiones, creo que lo principal que inspira a pensar esta época, este texto, es la chance de hacer las cosas de otra manera. Vivir diferente, elegir aprender de otra manera, elegir trabajar bajo otras condiciones, elegir no casarse, elegir no tener hijos, elegir no tomar la muerte como el fin inevitable de la vida... Y con esas elecciones viene otra exigencia. Yo quiero exigirle más a la vida, lo máximo que pueda.

¿Por qué recién la vejez tiene que ser el tiempo para pensar en uno mismo? Yo quiero que todo mi tiempo sea para pensar en mí, en cómo mejorarme, en cómo mejorar el mundo que me rodea ¿Por qué si elijo otra manera de vivir mi vida que no sea la tradicional esta cultura me considera egoísta (como vos misma declarás)? Porque silenciosamente, más allá de que existe el mágico consenso de que cada uno hace lo que quiere con su vida, se propaga un modelo y si sacás los pies del plato sos un egoísta.

Saludos!
Pablo M. 
Pablo M., 15/04/2010 15:44
Registrado: 09/11/2005
Comentarios: 44
 
Hola negra, cómo va? Bueno quería aprovechar para contestarte algunas de las cosas que planteas. Por un lado te comento que mi intención al escribir el texto no fue entrar en un debate específicamente acerca del tema de las pensiones y el Estado de bienestar, sino hipotetizar y debatir acerca de los posibles cambios culturales (de modelos de vida, de motivaciones en el individuo) que pueden manifestarse en relación a avances muy concretos en la prolongación de la vida… que algunos pueden considerar negativos, yo en lo personal, los veo como una posibilidad más para explorar.

Por otro lado, respecto de la vejez y la supuesta sabiduría que se adquiere, vos mencionás que “los viejos tienen una capacidad de contemplar la vida con calma y coherencia”, y creo que es un lugar común que estaría bueno desafiar, no dar por sentado que los años traen aparejada coherencia y visión… Sí, luego mencionás algo que me parece crucial, hablás de “continuar viviendo con esperanza aún sabiendo que estamos más cerca en posibilidades de morir”. Esto me parece otro pilar de la vida que no hay que dar por sentado, en especial cuando muchas veces éste pareciera ser el sentimiento que rige la mayoría de nuestros actos, la predisposición que se extiende por sobre muchas de nuestras elecciones…

Finalmente me detengo en lo que vos calculo considerás una predisposición adecuada para enfrentar el día a día, y que remitiéndome de nuevo a tus palabras, consiste en aceptar lo que fue sin pensar demasiado en lo que podría haber sido diferente. Yo me siento más cerca de una postura que busque no lamentarse constantemente por el pasado, pero que sí analice lo que anduvo mal para tratar de mejorarlo. En ese sentido creo que es una actitud cotidiana, que se trata de creer en el cambio y en la posibilidad de estar mejor, y no resignarse ni ante las propias limitaciones sin oponer mayor resistencia. Es como que una cosa es decir, “yo estoy acá y voy a dar pelea”, y otra muy distinta, “yo estoy acá, y haré lo que pueda”.

Cuando hablás de la motivación personal, no me queda del todo claro que el tema del paso de tiempo sea una variable totalmente divorciada… es decir, no sé, no creo que incida de la misma manera tener más o menos tiempo a nuestra disposición, y definitivamente es algo que hay que meter en la ecuación. Como vos decís, la motivación es algo “móvil, interno”, pero me parece que también tiene que ver con cuestiones/actores externos, el tiempo de vida de uno, para quién hacés las cosas que hacés, cómo y demás.

Un beso!
 
Lau, 15/04/2010 16:20
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316
 
Hello, Ladies & Gentelman,

Hey Pablo, el sistema de pensiones efectivamente está colapsado...es decir, existen razones sistémicas que generan las falencias, aunque también comprendo cuando hacés mención a la inversión de la pirámide poblacional como la falla de base...yo diría más que una inversión...diría mutación hacia una pirámide de tipo cebolla, tal como afirma Malthus en alguna de sus teorías de desarrollo poblacional...y en realidad no concuerdo contigo, dado que esa transformación, se puede ver en Europa y en países asiáticos desarrollados como Japón.
Argentina aún es un país con una pirámide poblacional cuya base está sustentada por la PEA...con lo cual, no veo ahí una justificación muy estructural respecto de la falla del sistema de pensiones, sino todo lo contrario!! Si mirás estimaciones hacia el 2050 de expectativas de población mundial, la pirámide está totalmente equilibrada entre PEA y la población pasiva, ergo, desde mi punto de vista, no lo veo como un potencial problema.

Inclusive me animaría a decir, que las fallas, más que sistémicas son de tipo antropogénicas, es decir, causadas por los comportamientos 100% antiéticos, financieramente hablando, de quienes manejan nuestro dinero. Si analizás las carteras de inversiones que hacían las AFJP...la rentabilidad nos desfavorecía por completo; los valores de las cuotas partes, el aumento de la inflación, hacían que perdieran su valor en términos no sólo reales sino nominales, lo cual, una verdadera catástrofe!!

Por otro lado, creo fechacientemente en la posibilidad de construir nuevas formas de vida, con más optimismo y actitud, nuevas oportunidades y elecciones que sean socialmente aceptadas sin sentir que nos salimos de lo estipulado ( y aquí pienso que tanto tener como no tener hijos, casarse o no, elegir la vida hoy, esta vida y no la muerte, entre otras, sean todas opciones válidas, sino, suena como una en detrimento de la otra y me parece totalmente rígida esa postura) pero ahí coincido con Marisa, la gente grande indefectiblemente tiene más experiencia...lo que no significa que toooodos piensen con coherencia y paz, pero insisto, que tienen mas vida vivida...no hay duda alguna; ergo creo que la gente grande sí tiene mucho mucho para enseñarnos.

"Yo me siento más cerca de una postura que busque no lamentarse constantemente por el pasado" Totalmente de acuerdo...y aquí me detengo: esa postura viene acompañada de ciertas vivencias, de cierta retrospectiva que sólo se gana viviendo...y no puedo dejar de citar a Kundera cuando dice que en la vida no hay boceto, sino el paspartú ahí listo para ser pintado. No hay prácticas previas, no hay ensayos. Y ahí los errores no son azarosos, de hecho estoy segura q están ahi esperándonos, para mostrarnos que la vida no es lineal y ahi coincido con Pablo...por eso, desafiemos a nuestra vida, exigámosle, pero desde una perspectiva constructiva, no destructiva que no nos permite disfrutar. Y en esos errores, también devienen lamentos y perdones...que no van a modificar el pasado, pero pueden modificar el futuro en inclusive mejorarlo. Y esto último, aplica para muchas de las instancias de nuestras vidas, empezando por nosotros y luego extrapolando a nuestro microentorno, nuestros afectos y quienes nos rodean.

Un besote.








 
Pame D., 28/04/2010 00:28
Registrado: 12/03/2010
Comentarios: 4
 
Hola Pame! Bueno, la verdad que hay mucha tela para cortar de tu muy buen aporte, quisiera más que nada detenerme en la segunda parte de tu comentario, que refiere fundamentalmente a cuestiones que yo llamaría de tipo “cultural”, y que como le dije a la negra son las que más me interesa tratar.

Creo que hay una parte de tu comentario Pame, cuando decís que vale tanto hablar de la opción de tener hijos, como no, de casarse como no, etc, porque sino se están como desmereciendo otras opciones, que a mí me resultó muy representativa de cómo se entiende y manipula el concepto de la tolerancia hoy en día. Es decir, creo que muchas veces en esta cultura se plantea que hay que ser abierto y tolerante para con otros puntos de vista, otras formas de vivir la vida, y sin embargo, con este mismo lema a veces parece imposible criticar o hablar de otras formas de hacer las cosas… porque ya parece que estás siendo despectivo con el otro o algo así.

Por otro lado, entiendo que cuando Pablo habló de “vivir diferente”, se refirió a cosas muy concretas, que fueron justamente las que nombró, y no se trata de ser más o menos rígido, se trata de reconocer que el comentario se hace en referencia a una clara hegemonía cultural que existe y que dicta determinados patrones. Es decir, si se plantea que uno quiere vivir diferente o construir otros modelos, creo que no se está incurriendo en ninguna intolerancia o cerrazón mental, sino en la pura observación de un orden preexistente y en la motivación de hacer algo diferente. Simplemente eso. Por lo tanto, no es lo mismo decir “casarse, o no casarse”, “ir a la universidad, o no”… ¿Se entiende?

Me parece que hay que poder soltarse más, hablar sin tapujos y entender que acá lo que se pone en juego son nada más (y nada menos) que ideas acerca de cómo implementar ciertas cosas en la propia vida…a veces sí en detrimento de otras, porque justamente uno reflexiona acerca de qué le parece una mejor elección, pero sin desmerecer ni faltar el respeto a nadie.

Luego cuando citas lo que yo dije respecto de los arrepentimientos y el pasado, agregas una hermosa frase de Kundera. Y sí, es cierto que a veces para la vida no hay ensayos, pero eso no quita que no tengamos muchas cosas de las cuales agarrarnos para modelizar e imaginar. No sólo lo vivido nos ilumina el camino. De acuerdo también con el tema de exigir desde una perspectiva constructiva, pero también me pregunto si al decir que no debemos olvidar el disfrute no se está asociando la exigencia con algo que se padece más que otra cosa…guarda con eso.

Besote enorme!
 
Lau, 28/04/2010 01:51
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316
 
Copyright © 2015 Riorevuelto AC. Todos los derechos reservados.