Lunes 26 de Agosto de 2002, Ip nº 23

Ciencias Sociales, muy cerca del colapso
Por Raquel San Martín

Al límite. La Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA) se acerca peligrosamente al colapso edilicio: el lunes próximo, cuando comience el segundo cuatrimestre, 1394 estudiantes provenientes del CBC se sumarán a los más de 25.000 que ya cursan acomodados como pueden en dos edificios propios y nueve aulas prestadas en otros.

A menos de una semana, todavía hay cinco comisiones, de unos 70 alumnos cada una, que no tienen lugar para funcionar.

Con el pronóstico de que el crecimiento de la matrícula no se detendrá el año que viene, las autoridades de la facultad decidieron dar nuevo impulso a los reclamos que vienen haciendo desde principios de año, cuando asumieron la gestión.

"En estas condiciones no podemos garantizar el funcionamiento de la facultad el año que viene. Se agotan los tiempos y necesitamos soluciones", advirtió el decano, Federico Schuster.

A principios de este año, la facultad pidió redistribuir el presupuesto de la UBA para liberar fondos que permitieran la construcción de un edificio único para Ciencias Sociales, que hoy funciona en dos sedes: Marcelo T. de Alvear 2230 y Ramos Mejía 841. Además, se realizó un diagnóstico que arrojó un detalle de las urgencias de la facultad: 40.000 metros cuadrados -las dos sedes suman 16.000-, un 50% más de aulas -hay 81 más 9 prestadas en otros edificios- y un aumento de unos $ 2.500.000 en el presupuesto -este año recibieron $ 9.266.000-. Aún no obtuvieron respuesta. LA NACION intentó ayer comunicarse con autoridades del Rectorado, pero tampoco obtuvo contestación.

En los últimos cinco años, el número de estudiantes en Ciencias Sociales se incrementó un 104%, mientras que las designaciones docentes -la mayoría ad honorem- crecieron un 54% y el presupuesto, sólo el 7 por ciento.

Contra todas las estadísticas, el número de estudiantes que comenzará el segundo cuatrimestre superó al de nuevos ingresantes en la primera mitad del año, así que otra vez debieron pedir aulas prestadas en facultades vecinas, como Medicina, Ciencias Económicas, Farmacia, la sede Uriburu del CBC y la escuela Carlos Pellegrini.

"No queremos aplicar más soluciones parche . Nuestro objetivo es construir una auténtica facultad, y eso no significa solamente más aulas, sino un edificio con espacios para los docentes y los estudiantes y una buena biblioteca", dijo Schuster, rodeado de representantes docentes, no docentes y estudiantes.

El próximo miércoles, para empezar, harán una visita a la reunión del Consejo Superior "para que Ciencias Sociales se instale como una prioridad en la UBA".


  21/08/2002. La Nación (Argentina).