¿Demasiada información?

Los artículos que siguen reflejan dos caras de un mismo fenómeno: por un lado la pulsión por generar constantes micro-updates del estado de uno a través de servicios como Twitter –que ahora parece llegó hasta la sala de partos donde las madres “twittean” cuánto les duelen las contracciones–, y por otro lado, comienzan a aparecer ciertos espacios o eventos donde ante esta necesidad de registrar absolutamente todo se prohíben subir fotos a sitios como facebook, el "blogueo” y los “tweets”.

Una reacción bastante esperable en medio de tanta saturación, cuando la comunicación comienza a desvirtuarse y a perder significado, cediendo lugar a la autopromoción y la frivolidad más que a otra cosa…

"I would literally be coming down from a really painful contraction and I'd be saying, 'Give me my iPhone,' and [my husband] would be saying, 'You are weird. Why are you doing this…'"
Tweeting in labor: 'Epidural, yes please'

http://edition.cnn.com/2009/TECH/08/11/twitter.childbirth.sara/index.html?eref=rss_tech

“We are fighting against this whole idea that everything people do has to be constantly chronicled…”

Party On, but No Tweets

besos!

No Comments

Post a Comment