En busca de un relato heroico para los tiempos que corren

El siguiente artículo relata las peripecias del joven argentino que actualmente se encuentra luchando en Libia junto a las tropas rebeldes, incluyendo una descripción de cómo casi se quedó sordo disparando un cañón, o en qué consisten sus rutinas diarias en el frente de batalla. Esta clase de materiales sugiere varias cosas, por un lado este tipo de experiencias podrían enmarcarse en una búsqueda de sensaciones/vivencias ante una aparente planicie proyectual y emocional, asiéndose precisamente de situaciones extremas como ésta para revalorizar la vida. Sin embargo, hay dos componentes extra en todo esto que no se pueden dejar lado, y que tienen que ver con el tema del heroísmo (representado en este caso en la lucha contra el tirano Kadafi), y sucesivamente con la aventura, aspectos que imagino juegan un papel importante confiriendo no sólo un próposito, sino también otorgando la sensación de estar participando de algo trascendental y muy emocionante. Me pregunto qué señala que este chico argentino de 23 años se haya visto atraído por una propuesta como ésta, y qué dice también de la manera en que percibimos la aventura y los desafíos en nuestras propias vidas, y en particular en relación a aquellas pequeñas batallas que se están jugando todos los días en esta cultura. Tal vez se necesite un giro significativo en el relato heroico que construimos o recreamos que permita aprovechar el momento que nos toca vivir, evitando reproducir escenas o evocar simbolismos que no parecen ajustarse a una época que ofrece -por suerte- otras posibilidades para el desarollo humano.

Para cerrar les dejo un párrafo que resume el sentir de este joven, José Piagessi:

-¿Qué es lo que sentís con todo esto?

-La fraternidad, solidaridad, igualdad, libertad, todos esos ideales presentes en un solo lugar, el caos como forma de organización, la anarquía como forma de vida, el pobre con el rico, el del norte con el del sur, en definitiva, todos ahí por un mismo motivo, utilizando las diferencias como pegamento para unir fuerzas, viviendo cada momento, cada minuto, cada segundo como si fuera el último, sintiéndote más vivo que nunca, codo a codo, luchando por eso que todo el mundo ansía, y que pocos valoramos: la libertad, que se da cuando desaparece la opresión, la cual se termina de manera definitiva cuando se inicia la revolución, e irremediablemente desemboca en una vida digna de un ser humano.

Habla el joven argentino que combate contra Kadafi: "Vencemos o morimos"
http://www.perfil.com.ar/contenidos/2011/04/10/noticia_0019.html

(Acordate que también podés responder este comentario en IndependNet: http://www.independnet.org/site/index.php#espacial/default//panel_close/panel_close_s///objeto/c/fs_tipo_ppa=24&id_ppa_foco=967)

No Comments

Post a Comment