“Binge drinking” y cultura académica

"Cerca del 44% de los estudiantes universitarios son 'binge drinkers'" (esto corresponde a EEUU). El dato habla por sí sólo, pero ahondando en el contexto en que se produce este fenómeno, me topé con la siguiente entrevista a Thomas Vander Ven, quien acaba de publicar un libro llamado "Getting Wasted" que indaga en la cultura del consumo de alcohol en las universidades norteamericanas.

Lo que más me llamó la atención y que quería compartir es el enfoque de este sociólogo, que lejos de explicar lo contraproducente a largo plazo que es trabajar ciertas problemáticas a través del alcohol (la timidez, la falta de aptitudes sociales, el aburrimiento, la necesidad de pertenecer, etc.), parece resaltar su función para distender e integrar: "They're more likely to say and do things [when they drink] that they normally wouldn't do — show affection to their peers, get angry at them, get more emboldened to sing and dance and take risks and act crazy and there's a ton of laughing that goes on. It creates this world of adventure. It creates war stories. It creates bonding rituals. When things go wrong — the getting sick, the getting arrested, the getting upset — it gives them an opportunity to care for one another, to deliver social support. So you've got young adults who, for the first time, are taking care of a sick person, staying up all night with them, consoling them when they're upset. It's an opportunity for them to try on adult roles."

De hecho, se hace especial énfasis en esto último a lo largo de todo el artículo, hablando de cómo el alcohol permite (a través de la experimentación de situaciones extremas) aprender a reaccionar ante ciertas circunstancias y hasta aprender a cuidar a un amigo. Ahora, ¿no suena un poco absurdo y anti intuitivo hablar de generar responsabilidad hacia terceros en los jóvenes, si muchos de estos chicos no pueden ejercer un mínimo de conciencia y cuidado con respecto a su propia salud? Por otro lado, ¿cuán responsable es estetizar las supuestas virtudes del alcohol cuando un gran porcentaje de jóvenes universitarios puede considerarse un "binge drinker"?

Todo cierra más quizás cuando entendemos estos discursos como parte de una estrategia general de "reducción de daños", donde sobre la base de la aceptación del fenómeno se busca aminorar las consecuencias: "I'm not saying tell them not to drink. You can do that too, but if they are going to drink, what can you do to encourage them and train them to take care of each other?"

Resta ver qué impacto cultural tendrán a futuro este tipo de estrategias, y no sólo en la psicología de la persona enferma, sino también en su entorno y en sus intentos por asistirla.

Why do college students love getting wasted?
http://www.salon.com/life/feature/2011/08/28/college_drinking_interview/index.html

(Acordate que también podés responder este comentario en IndependNet: http://www.independnet.org/site/index.php#espacial/default/default/panel_close/panel_close_s///objeto/c/fs_tipo_ppa=24&fs_tipo_ppa=24&id_ppa_foco=1622)

No Comments

Post a Comment