Reflexiones de un feriado …

En su novela: “La Metamorfosis”, Kafka cuenta la extraña circunstancia por medio de la cual Gregor Samsa se despierta una mañana transformado en un insecto gigantezco.

Pensemos que esta mañana de feriado, me despierto y descubro que las reuniones de los jueves han hecho mella en mi sistema de ideas, entonces caen mis ejemplos plagados de heladerías o bibliotecas o cosas así, y surgen otros, tal vez más complejos o tal vez más incomprensibles, ustedes dirán:

LA PERSISTENCIA, ESE OBJETO DE DESEO
Dos entidades, de naturaleza distinta, pero con un mismo fin: su propia persistencia.

Una es múltiple, “gregariforme”, numéricamente incalculable, la otra individual, ambas inteligentes y creativas.

El conflicto es que una de ellas, la entidad multiforme, disminuye su entropía dispersándola entre sus miembros a los que asume descartables, intercambiables, en otras palabras: sacrificables en aras de su persistencia, funciona como esos disipadores de calor de las computadoras, protege al procesador central derivando temperatura a elementos de menor valor.

La entidad individual debe aguzar su ingenio para resistir la transferencia de entropía, debe eludir las trampas que le propone la entidad múltiple, desde el sistema alimentario que busca su degradación, hasta mantenerse ajeno al ecosistema cultural que propone su consumición por consumación, su destrucción por la búsqueda insensata de logros no regenerativos, como si fuera un destino ineludible: “Voy hacia el fuego como la mariposa” canta Baglietto. Fundamentalmente debe evitar su derrota cultural y el pesimismo que en ella impera y que no es más que el camino ineludible a la caida.

El origen del conflicto es que el logro de la entidad individual, en principio, no supone grandes riesgos a la persistencia de la entidad múltiple, sin embargo, esta, por la naturaleza de su mecanismo de transferencia de entropía, reclama el recambio incesante de los “disipadores” y es aquí donde los métodos de esta colisionan con los fines de aquella. Su funcionamiento es como se describe la humanidad en la primer Matrix:

“Le voy a contar una revelación que he tenido en el tiempo que llevo aquí. Esta me sobrevino cuando intenté clasificar su especie. Me di cuenta de que en realidad no son mamíferos. Verá, los mamíferos logran un equilibrio perfecto entre ellos y el hábitat que les rodea. Pero los humanos van a un hábitat y se multiplican hasta que ya no quedan más recursos y tienen que marcharse a otra zona. Hay un organismo que hace exactamente lo mismo que el humano. ¿Sabe cuál es? Un virus. Sí, los humanos son un virus, son el cáncer de este planeta y nosotros somos su cura.” (Agente Smith)

La entidad grupal es como un virus, o mejor aún, como una estrella que genera energía mientras tiene combustible para quemar y funciona hasta agotar todos sus recursos, luego implota, se vuelve un agujero negro y desaparece.

Lo paradójico es que la existencia de la entidad grupal no es posible si se aniquilan las entidades individuales, es como la relación entre el bailarín y la danza, si bien son distintos, esta última depende del accionar del primero.

Se dirá que uno de los pilares que sostiene el accionar de la entidad grupal es la propagación del principio de multiplicación por descendencia de las entidades individuales, y que de esta manera se asegura la provisión “ad infinitum” de “disipadores de entropía”, pero la instauración de una “cultura de la muerte” tiene un poder de propagación insospechado, la dispersión de entropía en entidades individuales puede generar una reacción en cadena de alcances globales que dispare la entropía a niveles inmanejables al punto de poner en riesgo la vida del planeta.

Paradojas finales:

¿Puede negársele a la entidad múltiple, su vocación de persistencia? ¿No tiene derecho a ella?

¿Si triunfa la entidad múltiple e impone su marco conceptual, no sería justo, en términos Darwinianos, que esto ocurra?

Ayudar a la entidad múltiple a lograr su objetivo, es colaborar con su final.

Daniel

PD 1: La elección de La Metamorfosis, es al solo efecto didáctico, no tuvo otra intención.
PD 2: Creo que mañana volveré a ser el de siempre Autor: Daniel López
Fuente: rro

Daniel Lopez
No Comments

Post a Comment