La invasión de los “socialbots”

Por Laura Marajofsky

Según una colorida nota publicada hace unas semanas en el New York Times, se estima que sólo el 35% de los seguidores de la cuenta de un usuario promedio de Twitter son personas reales -el resto son “nonhuman sources” o algoritmos de alguna clase. Y es que parece que Twitter es sólo uno de los tantos espacios que están siendo copados por los robots, más específicamente por una clase de “socialbots” programados para tweetear y retweetear.

Lo interesante, es que gracias a una complejización en los procesos se está volviendo cada vez más difícil diferenciar a los humanos de los robots, ya que por ejemplo estos últimos vienen inteligentemente asociados a cuentas personales de Facebook, Reddit y otros sitios, creando un especie de entorno que simula el de una persona de carne y hueso.

Asimismo, de la mano de esta sofisticación van surgiendo nuevas aplicaciones o formas en las que sacar provecho de la creciente automatización. Ya no sólo se piensa en crear este tipo de robots para conseguir seguidores en Twitter o vender un producto, sino también para influir en procesos políticos, incidir en el mercado bursátil, atacar a gobiernos o incluso para flirtear con otros bots que recorren la Web.

Un ejemplo de manipulación política fue lo que sucedió el año pasado en México cuando se acusó al PRI (Partido Revolucionario Institucional) de intentar acallar las voces disidentes, ejército de bots mediante, saturando el sitio con una repetición de tweets y hashtags que hiciera saltar el filtro anti-spam de Twitter.

En el caso del “romance cibernético” entre robots, parece que la idea de crear algoritmos que se encarguen de coquetear con otros surgió cuando los ingenieros del sitio OkCupid constataron que tenían demasiados perfiles no humanos en su servicio de citas… y esto era claramente malo para el negocio.

De cualquier manera, esta apostilla sirve para reflejar el imparable avance de los robots (que ahora incursionan en nichos antes impensados) y para abrir una discusión acerca de las posibilidades humanas y el valor agregado en un momento en que, como se discutía en el Club I+ pasado, la tecnología se humaniza cada vez más al ritmo que el hombre se automatiza.

I Flirt and Tweet. Follow Me at #Socialbot.
http://www.nytimes.com/2013/08/11/sunday-review/i-flirt-and-tweet-follow-me-at-socialbot.html?pagewanted=all 

Riorevuelto
Riorevuelto
No Comments

Post a Comment