La nueva domesticidad y un relato familiar “ATP”

Por Laura Marajofsky

Toda tendencia en algún momento obtiene su contrapartida, y así al ritmo del péndulo cultural puede pasarse de un extremo al otro en cuestión de unos pocos años. Si en el 2006 el estilo descarnado y cínico para hablar de la maternidad tenía su pico de popularidad con aquella nota de tapa de la Revista New York (http://nymag.com/news/features/17668/) sobre el sitio “UrbanBaby”, el relato familiar circa 2013 parece tener una versión más edulcorada y autocomplaciente.

De este modo, los “Mormon Housewife Blogs” hacen furor en los EEUU, irónicamente, entre jóvenes educadas y ateas sin deseos de ser madres, que como relata la periodista Emily Matchar en una columna confesional, encuentran en este tipo de productos un resquicio de tranquilidad ante retratos más críticos o realistas de los “mommy blogs” convencionales (“don’t even get me started on the Mommy Blogs, which make parenthood seem like a vale of judgment and anxiety. Read enough of these, and you’ll be ready to remove your own ovaries with a butter knife”).

“La mayoría de mis lectoras son mujeres no religiosas en sus veintipico o treinta, con educación universitaria, muchas con postgrados, y un comentario que en general me hacen es ‘Estás haciendo que tenga ganas de tener hijos, ¡y yo nunca quise chicos!'” Esto lo dice Natalie Holbrook, autora del popular blog “Nat the Fat Rat”, quien explica que con su estilo intenta reflejar el lado “edificante” de la vida doméstica.

Otro rasgo que puede resultar atractivo y en sintonía con la época, es el tema de cómo estas madres blogueras dedican gran parte de su día no sólo a hablar de sus familias y su fe, sino también a realizar proyectos caseros haciendo gala del tan mentado espíritu DIY en el marco de lo que se llama “Nueva Domesticidad”. El objetivo de este movimiento es rescatar hobbies y quehaceres tradicionales en un vuelco retro que se ha plasmado recurrentemente en el último tiempo con figuras como los “New Traditionals” (http://www.independnet.org/site/index.php#espacial/default/home/panel_close/panel_close_s///tendencia//fs_tipo_ppa=26&id_ppa_foco=3083) y otros ejemplos.

Sobre esto Matchar ensaya la siguiente conexión entre mirar hacia atrás y el desconcierto proyectual presente: “There’s been a lot of talk in recent years about “the New Domesticity” – an increasing interest in old-fashioned, traditionally female tasks like sewing, crafts and jam making. I do think women of my generation are looking to the past in an effort to create fulfilling, happy domestic lives, since the modern world doesn’t offer much of a road map”

Para cerrar relativizando un poco la fantasía escapista que vienen a corporizar estos blogs, la autora advierte sobre los fenómenos de post-producción y retoque en la web que ya todos conocemos, y arroja algunos datos concretos respecto de la realidad que muchas de estas esposas mormonas enfrentan, con una gran presión para ser madres y esposas perfectas que deviene en depresión y otros malestares.

Why I can’t stop reading Mormon housewife blogs
http://www.salon.com/2011/01/15/feminist_obsessed_with_mormon_blogs/ 

Riorevuelto
Riorevuelto
No Comments

Post a Comment