Tecnologías del Ser: la nueva cara de la innovación

Por Laura Marajofsky

¿Está la innovación humana estancada en comparación con otros momentos de la historia? ¿Somos cada vez menos creativos? Estas son algunas preguntas que el escritor Nicholas Carr (autor de aquel famoso artículo “¿Está Google haciéndonos estúpidos?” y del libro The Shallows) viene intentando responderse.

Ante lo que varias figuras reconocidas vienen planteando -entre ellas Peter Thiel quien declara que la innovación a gran escala está hibernando y que “hemos entrado a un desierto tecnológico”- Carr ha elaborado una teoría en la que observa que lo que ha cambiado en los últimos años es principalmente el foco de la creación.

“There has been no decline in innovation; there has just been a shift in its focus. We’re as creative as ever, but we’ve funneled our creativity into areas that produce smaller-scale, less far-reaching, less visible breakthroughs”

De este modo, Carr plantea que así como las necesidades del hombre fueron evolucionando, también sus herramientas para crear, proponiendo una jerarquía de la innovación que según él se desarrolla paralela a la pirámide de Maslow (http://es.wikipedia.org/wiki/Pir… ), y que refleja el giro evolutivo en la creación yendo desde inventos para la supervivencia (antes) a creaciones para modificar nuestros “estados internos” (ahora).

“Innovation today continues at all five levels. But the rewards, both monetary and reputational, are greatest at the highest level (Technologies of the Self), which has the effect of shunting investment, attention, and activity in that direction. We’re already physically comfortable, so getting a little more physically comfortable doesn’t seem particularly pressing. We’ve become inward looking, and what we crave are more powerful tools for modifying our internal state or projecting that state outward”

La idea de que los cambios continúan produciéndose a todo nivel pero fundamentalmente a escala individual, en relación a nuestros estados emocionales, nuestro marco identitario y nuestras posibilidades de expresión y personalización, parece algo muy acertado, en particular si revisamos algunas de las invenciones del último tiempo: la explosión de las redes sociales y sus implicancias culturales, el crecimiento de la industria farmacéutica, la customización de la tecnología en función de la longevidad, etc.

Lo que quizás parece quedar no del todo cubierto por la pirámide de Carr son las transformaciones en la evolución de los modelos de vida propiamente dichos, es decir aquellas incipientes mutaciones en el tejido cultural que determinan (o pueden determinar) cambios en la organización socio-afectiva y productiva de un individuo (el fenómeno single, nuevas formas de familia, cambios en las concepciones de la amistad, pareja y el trabajo, etc).

Tal vez entonces, de la mano de algunas de estas nuevas ideas y tendencias, nos estemos moviendo a un territorio mucho más interesante del campo de la innovación humana, aquel de las llamadas “tecnologías del ser” (“Technologies of the Self”), o como se trabajó desde Club I+ este año, la égida de los “Sistemas de vida” (“Life System”).

Para escuchar más debates sobre el Life System
https://www.riorevuelto.org/2013/12/12/reunion-no-36-de-club-i-temporada-2013/

Jerarquía de la innovación propuesta por Carr
http://www.roughtype.com/images/hierarchy%20of%20innovation.jpg

Riorevuelto
Riorevuelto
No Comments

Post a Comment